Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2017

PECADO (#CazandoMusas)

Tendida ahí,    esperándome,     provocando mis labios ante el llamado dulce,  sofocante, incandescente de tu piel; cuerpo frágil,   peligrosa ceiba que me lleva de los infiernos                      al cielo; bebo de las flores y los frutos del huerto de tu cuerpo, devorando duraznos hasta sentirlos escurrir de mi boca,  perderme en la fragancia marina  de la amapola que palpita en ti  y aviva mi sed de tomarte, muerdo los dátiles en tus pechos, liberas de tu aliento los cálidos gemidos que inundan el espacio, erizan mi piel,  naufrago en el instinto,   tus piernas me atan sin libertad de ti; arremeto con mi navío entre las aguas misteriosas y perfumadas, nos vamos en el sendero donde nos pervertimos la mirada, las caricias cambian,   someten, necesitan más; escuchamos romper el silencio en el vaivén de nuestros jadeos hasta hilar una cúpula que nos resguarda del abismo; tus caderas se elevan,  permiten que entre a lo profundo,   el movimiento, violento, fuerte, tus senos danzan ferozmente, la humedad en n…

LA CULPA (#CazandoMusas)

La culpa de todo eso la tiene Sandro al meterme la idea, sino me ocupara para estar contando sus aventuras y la forma en cómo ha bien guardado las apariencias al engañar a su mujer, jamás hubiera tenido esas ideas. También yo de pendejo que le estuve solapando todo, siendo su cuartada en varias ocasiones... confieso que cuando me contó o cuando le ayudé, fantaseé que era yo quien vivía su vida y que Sandro era mi cuartada. La primera vez que me contó de sus aventuras fue con Julia. Fuimos a festejar al bar de siempre mi ascenso como gerente general de la empacadora; le confesé parte de mi infancia y la búsqueda de aprobación por falta de atención de mi padre, estoy consciente que me observó en un momento muy vulnerable, no le echo culpa al alcohol pero gracias al apoyo que Sandro me ha dado, esas palmaditas en el hombro y el alentar a seguir, luchar por darme a respetar; hicieron en mí que le tuviera gran confianza para revelarle esto. Como era de esperarse, él me confesó su recién inf…

LEES (#CazandoMusas)

Sonámbulo al borde de tu boca,          mirando el abismo del amor donde tus labios dejan sus tatuajes ardiendo en mi piel, encendiendo la noche,                 provocando...
  y aquí estás, leyéndome, sintiendo estas palabras fluir dentro de tu cuerpo, iluminarse en tu vientre, naciendo, incrementando y convirtiéndose en serpientes para rodear tus piernas,   atar tus brazos y mantener tu mirada sobre mis palabras; tenerte aquí, ahora, dejando en tus labios el sabor de los míos, incitando tus manos,   temblorosas, tímidas pero ardiendo, sintiendo el fuego nacerte; tus piernas se inquietan, levemente se inquietan y no dejas de leerme,   me tienes, ahí, contigo, aquí... y estás; sabes de estas caricias,  guardas silencios que se rompen ante suspiros y sigues, sigues leyendo mientras que ese fuego desnuda tu piel; palabras van dentro,   salen, vuelven a entrar en ti como lo hacen mis manos, mis caricias, y arremetemos juntos ante el amor para ser cielo         cuando el orgasmo           nos toca el al…