Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2014

¿TE QUIERO?

¿Te quiero? No… te amo.
Querer es posesivo, y te amo de forma libre como entregada; querer es cobarde, y te amo sin miedos ni dudas; te amo, porque me has demostrado quién soy cuando estás conmigo, me apoyas y sabes que tienes en mí un pilar para los días negros.
No te quiero por un convencionalismo, te amo por la pasión que te viste, te nutre y proyectas.
Te amo con todo lo que eres, pasado, amistades, gustos, familia y sueños; no te quiero, porque eres tan maravillosa que sólo amarte, decirte que te amo es digno a tu altura.
No te quiero, amor mío… te amo con infinita locura.


TE LO JURO....

Juro por lo divino que recae en mi corazón que logre verte… sí, te observé dentro del brillo de una gota de lluvia que caía tímidamente, deslizándose de una hoja verde, alas del mangle rojo que danza en el Caribe y es centinela de los mensajes dentro de botellas; sí, ahí te vi. Te veías hermosa, estabas sonriendo con ese par de mejillas tan dulces como manzanas mientras que tus ojos de avellana resplandecían, derramando la alegría de tu nombre, fuego de tu cabellera danzando para regir en los vientos… y ahí, en ese instante supe lo glorioso de la vida. Vaya que sí, te vi, te vi, mujer.


EN UNO DE TUS BESOS

Por un beso tuyo, sirena, vale la pena nadar en el fuego de la esperanza perdida, subir al cielo desde la montaña que en cada paso apresa los pies para anclarte al suelo; ir al fondo del océano para tocar con los ojos la luz del olvido y regresar al mundo con una caracola negra que derrame versos de la lengua de un profeta... por un beso tuyo, sirena, vale la pena desangrarse entre lágrimas, caminar cientos de lunas dentro de la oscuridad y decir todas las palabras en una palabra ante el silencio; por un toque ligero de tus labios vale la pena hacerlo todo, hacer lo imposible algo posible... porque tus labios son el néctar que ensalza lo que significa el estar con vida. Un beso tuyo es saber que uno sigue vivo, que uno existe y que puede morir, ser mortal, porque lo hermoso de la vida en tus labios, siempre descansará.