Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2014

TRAZO

Déjame vestirte con caricias,
colocar en tu piel mis labios que dejarán en ti los fragmentos de mi nombre; permíteme ser yo quien te arrope delicadamente con estas manos sedientas de tu aroma y calor, invitemos al amor para que nos dibuje en un sólo trazo sobre tu piel, la mía, en único cuerpo.




VASIJA

Son tus manos el objeto perfecto para depositar mis sueños, vasija de barro que rompe las lágrimas del olvido y comienzo a besar para homenajear tus defectos que ante mí son virtudes, gemas de la corona que es tu cuerpo.    Dame de beber de tus manos,    perderme en tus cabellos    para encontrarme volando    en el centro, mándala de tu mirada    y saberme digno, elegido, el único    que tocará el corazón de tu universo. Sólo necesito de tu nombre, pieza importante de ti para saber a quién debo escribirle dentro de círculos de sal, vestido de lluvia que borra pecados y desnuda amarres, obstáculos a lo verdadero.    Un poco de tu nombre    es lo necesario    para idolatrar tus manos    que serán mi almohada en todos los días,    juntos a mis manos,    forjaremos, construiremos, tejeremos    una, tuya y mía, nuestra vida.




¿ESTÁS DE MI LADO?

Nunca dejas tu corazón en un sólo lugar, lo divides con amor en tantas partes como quieras pero siempre regresarás a dónde has conocido la palabra hogar,
Dedico mi canto al viento a todos mis hermanos latinos que han ido a tierras extrañas para conseguir un nuevo destino.
Por ustedes, para ustedes... nunca dejen su corazón, abrácenlo fuertemente porque es ahí donde se encuentra su pasión.
No hay naciones ni fronteras cuando uno conoce el verdadero significado de hogar y de amor.
















GUARDIÁN DE TU NOMBRE

Juro guardar tu nombre entre mis manos como quien resguarda una promesa; juro por los cielos que le cantaré a tu nombre para que se ilumine cada día y cada noche pondré en tu nombre gotas de aceite de oliva, un par de ramitas de acónito, dulces, luces de mandrágora  y un poco de café en grano; alimentarlo con aliento de mi alma, darle de comer de mi fe, arroparlo en los días oscuros y permitirle volar en todo momento. Juro por ti, por mí, por todo lo sagrado que voy a cuidar bien de tu nombre, seré siempre guardián de sus secretos adorando sus defectos, amando sus virtudes; porque en el momento en que pongas tu nombre en mis manos debes saber (irreductiblemente) que podrás dar los siguientes pasos en total confianza y seguridad porque ahora tu nombre lo he de cuidar con esta vida, con las vengan, protegerlo del mañana y saber que al despertar tendré tu nombre, sonriendo, entre mis almohadas.

MOMENTO

Momento tan pausado de tus ojos cuando me miran, golondrinas de luz que vuelan sobre tus labios rojos campo de amapolas fragantes endulzados por tu voz; y toda tú, cubierta con arena y azúcar para deleite de mi alma. Momento que pausas cuando me miras y más, cuando esa mirada tuya está sobre mis ojos cuando me hablas del día.


MAR DE GENTES

Te busco en todos lados, en cada nube, en cada hoja que es tocada por el viento; dentro de cada gota del mar caribe, en los sonidos y aromas del boulevard; en cada taza de café que alimenta mi alma de esperanza, esperanza de ti, de encontrarte entre el océano de personas que vienen y se van de esta vida, esta vida que no espera, que se vuelca, y se acrecienta; dejando mis brazos famélicos de conocer tu nombre, de adorarlo, prenderle una veladora para ahuyentar a las bestias del pasado. Te busco, incansablemente de busco entre las gentes, en cada orquídea, en cada ola que rompe para incrementar el pleamar; te busco, te busco en todos lados, dejando pistas de que he estado ahí, colocando fragmentos de mi alma en palabras por si llegas tarde al encuentro logres saber que estoy buscándote, que eres tú, sí, eres tú a quien tanto busco con tanto ahínco. Te grito al viento, canto al mar, pongo mi esencia en los pasos que doy a tu encuentro; pero no desesperes, te pido de favor no desesperes qu…

CAPUCCINOS DE CANELA

“¿Qué sigo haciendo?” Se preguntaba una y otra vez Paulina Barrionuevo al estar lavando los trastes usados para la cena que tuvo en solitario. Horas antes, ella había invitado a su novio a cenar en su departamento, todo, en aras de festejar que el Museo de la Cultura Maya la ha invitado a exponer parte de su material fotográfico… desde que recibió la llamada a su teléfono, no lo podía creer y de inmediato pensó en hablarle a Héctor, pero no contestaba, envió un mensaje de audio por whatsapp para expresarle la noticia, a lo cual, sólo recibió un icono de un pulgar arriba. Luego ella lo invitó a cenar a su casa; y ahora, está lavando los trastes de su cena en solitario. A Héctor se le hizo fácil cancelarle a último momento porque uno de sus amigos, Mario, su compañero inseparable de la preparatoria, se volvió a emborrachar y tuvo que ir por él. Paulina se preguntaba cada vez más si valía la pena seguir con su novio, un novio que pasaba más tiempo con su mejor amigo que con ella.
Mensaje…

INEVITABLE.

Inevitable, simplemente es inevitable el tenerte tan cerca, poder sentir en mi alma tu aroma frutal y crítico, escucharte de todo lo que guardas, lo que tienes, lo que has vivido y que sólo esté ahí, inevitablemente adorándote en silencio, como si fuera una tumba, una roca que se gasta los días en la contemplación del tiempo pero estoy aquí, tan cerca de ti para contemplarte inevitablemente. Puedo andar con la seguridad necesaria para confesarte lo que siento por ti aunque obtenga un severo rechazo, siendo el peor de los casos, pero por lo poco o mucho que he llegado a conocerte, sé que me darás una sonrisa con un excusa escueta que me ayudará a bien vivir, inevitablemente, pero algo dentro de mí me dice que también has pensado esto, eso es peor, porque pongo en mi cabeza todos los escenarios posibles como los irreales y todo resulta positivo, todo está listo para ser una gran fiesta llamada vida pero es cuando llega la realidad, y pues, aceptarme y que dejes a tu novio por mí, será u…

ENCUÉNTRAME...

Encuéntrame ahí,      donde las piedras      cambian de nombre      y se hacen llamar nubes;
               búscame en ese lugar                que se esconde                      en el fondo de tus sueños;
   ven hasta aquí, donde el mar es turquesa      y el cielo llega para adentrarse        en cada gota que vuela entre las olas…
                         encuéntrame,                                       porque el amanecer
                                                                  está próximo.

GRATITUD

Escribo estos versos desde la muerte, he muerto, sí, entre llantos y cenizas escribo esto que no quedará como mi epitafio y entrego aquí un poema de amor para que así logre encontrar un poco de redención que se me ha negado por no tener en el corazón un poco de ese brebaje místico llamado amor... espero, algún día, alguien logre leer este poema y pueda descifrarlo, entenderme, conocerme entre palabras llenas de símbolo para que recite en voz alta, ante el viento que no he muerto mientras lean mis versos; vivir de prestado en el tiempo que me otorgan para dictaminar que no he muerto, que no estoy, que nunca me fui, que siempre estuve nadando en los labios, en el aliento de las personas que han encontrado en mis letras un poco redención, lo que a mí se me ha negado por callar, morir de amor entre las sombras que llegaron para mirarme al espejo y encontrarme con alguien ajeno a mí, perder la cabeza, encontrarla y arrojarla lejos en el fondo del cenote que se encuentra en el centro del divino laberinto que he fo…

GRACIAS POR AMARME

—No, no, no. Ahora me vas a escuchar, Juliette. —¡¿Qué?! —Sólo te pido que me escuches para que luego te vayas. —¿Escucharte qué? —Nunca lo sabrás si no te quedas. —Juliette pensaba mi oferta. —Está bien, tienes un minuto. —¡Te necesito! Sorprendida, dio un paso atrás para dar media vuelta. Fui hasta ella para tomarla del brazo y girarla. —No, esta vez no escaparas. ¡Te necesito! ¡Te necesito, Juliette! —Dije. Se soltaba de mi mano para seguir su camino. Otra vez fui hasta ella pero la abracé, y a regañadientes quiso librarse de mis abrazos. —¡Déjame o grito! La besé, nos besamos. Quería librarse pero poco a poco se entregó al beso. Acerqué mis labios a su oído y le dije tiernamente: —Grita entonces… —Nos volvimos a besar. —Pero sabes que yo no puedo amar… que yo… —Mira, mujer, y pon mucha atención en esto: Te amo, y te necesito para protagonizar esta vida. No te pido que me ames de la misma forma que yo te amo. —¿Cómo te puedo amar si no sé amar? —Para que puedas amar debes ser amada, amada con…

JUEGO DE CONQUISTA (poema erótico)

Cálidamente muerdo tus labios, puerta de entrada a tu cuerpo donde tu alma es el guardián derramándose por tu mirada; muerdo, tierna y salvajemente muerdo tus labios de cereza; y los tomo prisioneros de mí, derribando las puertas de ti permitiendo al ejercito etéreo de besos, de caricias, y hambre de tu cuerpo, de saciarse de ti, baje en desquiciante procesión, arrebatándote de este tiempo al capturar, tomar, secuestrar y  morder de tus senos dulces que indican la derrota ante mí cuando tus piernas se expresan como fieras serpientes marinas buscando el fuego del cielo. Son mis manos las que llegan a ellas como cientos de sombras que buscan envolverlo todo entre caricias, avanzada indómita donde mis labios esperan  la señal para caer como aves de rapiña y así reclamar el fruto de su presa. Entregar a tus piel el frágil toque que se multiplica, se muestra infinito convirtiéndose en fuego y relámpago para entregarse a mí en dulce y exquisita rendición… pero cuando se da la señal de ataque tu cuerpo despierta del éxt…

TE AMO, NO TE QUIERO

Buscas saber si en mí puedes tener un noviazgo, cuando busco algo más en esta vereda; no quiero tomar tu mano y cantar la alegría de tenerte pues ya estoy grande, no quiero ser pueril, no, no más. Soy quien soy ahora, reconociéndome en los espejos y sé bien que no quiero un noviazgo sencillo porque mi vida la he preparado para el camino final donde pondré mi alma, mi cuerpo, mi sangre y pensamientos como alimentos para encender la flama del amor que arderá en la lámpara de aceite de ti y de mí; no vengo aquí por un noviazgo, algo pueril, estoy aquí y presente para una relación verdadera. No te obligo a nada, no lo hago ni lo haré, pero si no sabes responder a esto... mejor dejemos este juego así y pensémonos como una fantasía que pudo ser fantástica para que cada uno busque lo que tanto ha soñado. Sin arrepentimientos, sin dudas, sin nada que echar a perder. Te amo, pero no te quiero como algo sencillo, te amo profundamente que te deseo en mi vida.




PUES SÍ, NO TE AMO

Pues sí, resulta que no te amaba tanto como en verdad lo decía, será cosa pueril o sin sentido alguno. Sigo subiendo la montaña y con cada paso recuerdo que no te amaba tanto como aquellos besos que te daba, por qué, qué ha cambiado. Salgo de entre las olas que el mar Caribe regala a quienes quieren vida nueva y entre cada gota que se posa en mis labios escribo tu nombre que se desvanece al viento para decirme que no te amaba tanto como aquellas noches en que te hacía el amor. Fuiste tú o fui yo, qué pasó; no lo sé, realmente no lo sé y me pierdo en aquellos nuevos recuerdos que llegan desfilando para colocar una galería móvil de eventos que se van echando sus raíces para comer de los frutos de mí. Amor que no eres de mí, ajeno, total ajeno a mí, no te amaba tanto como lo dije una vez y no me reproches nada, no lo hagas ahora porque quien sembró la semilla de este no amor. Amé tu máscara, pero no te amo a ti.




RESULTADOS

Danza ante mí tu piel blanca que se marca con el sol y te pienso, ando loco, te pienso soltando las amarras al miedo para ir hasta a ti y saber que vienes, que sientes, lo piensas, también; pones en las manos de esta mirada clavada en ti lo poco o mucho que tu alma entrega como un fruto para ir retirando de él las mentiras y máscaras, para lograr conocerte mejor sin el temor de irnos por la mañana. Andar taciturnos y llenos de llenarnos uno con el otro, vivir las noches en eterna dominación donde soy tu presa y eres mi cazador, luego, viceversa, entendiendo que eres tú quien marca los pasos para esto, para cambiar roles dentro de la vereda que imaginamos juntos, tocando el mundo con sonrisas que serán herramientas para destruir los problemas. Vienes, no vienes; no voy, pretendo, andamos locos en este encuentro, en este juego de arriesgarnos sabiendo de antemano que al hacerlo sabremos el resultado.


RESONANCIA NUESTRA

Llamándote de todos los nombres, en todos los idiomas; en cada lengua y sonido silvestre, por doquier, en todos lados; recorriendo mares y volando montañas, gritándote, marcando los vientos con esta voz que  te busca como lo hace mi alma. Sigo en la lucha, en la fortuna y destino para hallarte, encontrarnos en una sonrisa; y sé bien que también me llamas, te escucho entre el silencio que sólo el cantar de la luna puede dar; sé que dices mi nombre en todos los idiomas, en todas las lenguas, en cada sonido y resonancia. Mientras llega el momento,
sangraré mi alma en versos para ponerlos en mensajes que estallarán dentro de las estrellas que anuncian el alba y señalan la noche,  cantaré tu alma en el viento para que el mundo sepa de ti, y sepas de antemano que pronto estaré ahí, junto a ti, mujer, amor mío, de nosotros. Un gota más de mí, un poco más que se mezcla en el mar para volar a los cielos como lluvia y vivir, vivir en eterno ciclo que anuncia que nos llamamos de todos los nombres, de todos los idiomas, en …