Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2014

POEMA DE UNA HISTORIA DE AMOR

Te encontré, me encontraste; siempre dije que nos habíamos encontrado pero en realidad es que yo fui el que te encontró pero debo darte el crédito de que estabas lista para ser encontrada y yo debía responder a ese mensaje que habías mandado desde hace tiempo. Dejémoslo fácil: nos encontramos.
A veces pienso qué hubiera sido de nosotros en este ahora, y es que el pasado que vivimos, ese ahora que vivimos fue maravilloso. Nos dijimos todo, nos entregamos por completo sin miedos ni dudas. Fue maravilloso el encontrarte, porque me encontré en tus brazos. Parecía un niño indefenso, perdido en una ciudad que le escupía en la cara su suerte y su soledad; estaba perdido por completo y fue cuando te encontré resguardándote de la lluvia en una banca de un parque; recuerdo que llegue a ese parque porque perdí mi cartera y no me alcanzó para tomar el autobús que me llevara a mi casa, pensé en decirle al chofer que me ayudara y que un día lo buscaría para pagarle pero fue más mi orgullo y no dije …

PARA OLVIDAR A ALGUIEN HACEN FALTA DOS

Para olvidar a alguien hacen falta dos, obviamente, porque debemos conocer a una persona que después pasara a formar parte de nuestra memoria, y para olvidar se necesita: el que olvida y el que es olvidado.
El que olvida toma la decisión (de cierta manera) de olvidar a esa persona que en este caso es el olvidado, mientras que este último sin saberlo es olvidado poco a poco con los nuevos días y experiencias del que olvida. Es un juego de dos en donde el que es olvidado desaparece lentamente (si es que bien se puede usar la palabra desaparecer) de la mente del que olvida porque ya lo ha decidido así. El que olvida tiene una razón (generalmente varias razones) para olvidar a una persona y ya sea porque se convierte en el símbolo de un pasado o de una mala experiencia, mientras tanto, el que es olvidado tiene en su mente al que lo está olvidando y mantiene vivo ese recuerdo con lo que se confunde con esperanza.  El que olvida da pasos hacia adelante para que cada día le traiga nuevos acci…

CONFESIÓN

¡¡Me lleva la chingada!! Por favor, dejen que pueda expresar esto que mi corazón lacerado no puede callar más. Por favor, necesito expresarlo...

Pensé, y digo que en verdad pensé que nos llevaríamos bien, al fin amigos como en esas historias o filmes. Pasaron seis años de no saber nada, y en un acto de buena voluntad le pedí vernos para darle solución a todo ello que dejamos en el tintero. Seis años, creo yo seis años fueron suficientes para que todos los corajes se hayan evaporado y que las aguas encontraran tranquilidad para reflejar sus cielos. Seis años en que ella, mi ex-esposa y yo nos separamos. Nos conocimos muy jóvenes, vivimos un noviazgo relativamente corto, le propuse matrimonio mientras viajábamos en globo aerostático en Guanajuato en aquel hermoso otoño. El idilio duro un año solamente. Mi trabajo como ensayista y escritor en un pequeño diario local me sofocaban, estaba buscando la oportunidad de imprimir a buena escala, dar a conocer mi trabajo. Me doy cuenta que las let…

TE AMO, PERO...

-¿Sabes qué? Ya me cansé -Dejó de beber su té para mirarme sorprendida de lo que dije. Miré a la derecha en esa terraza, encendí un cigarrillo y la miraba con el corazón en la mano. -¿Qué me quieres decir? –Dijo. -Estoy cansado de esto, estoy cansado de echarle ganas a esta relación y ya no puedo. -Todos huyen, al menos tú te tardaste más. -A eso me refiero, estoy cansado de tener acciones para contigo y siempre estés pensando en los hombres que estuvieron en tu vida. Estás comparándome por  errores ajenos, por quienes estuvieron antes que yo. No puedo, no puedo luchar contra ti. -Es que no me comprendes, no sabes lo que me han hecho... -Lo comprendo, mas no lo acepto. Qué caso tiene confiar en ti, si tú no logras confiar en mí, y lo peor, lo haces por personas que ni siquiera conozco. Te he demostrado todo pero veo que cada acción será mal juzgada, estoy pagando por personas desconocidas. Me cansé de siempre buscarte, de apoyarte, de amarte para sólo recibir de ti una patada y un todos-lo…

SI YO FUERA EL DIABLO

Si yo fuera el diablo tomaría unas largas vacaciones. Este mundo no necesita más maldad.    Ya tiene suficiente.
Viviría como un mortal, sólo como un observador más. Tan curioso por ver cómo destruyen su hermosa tierra y su majestuoso mar.
Si yo fuera a quien llaman El Maligno, no movería ni un solo dedo. Este mundo tiene la maldad suficiente para ser lo que quiero.
Viajaría por todos los lugares muy quitado de la pena. Me dejaría absorber por los placeres de la carne. ¡Haría lo que yo quisiera!
No necesito ser omnipresente, veo maldad en cualquiera. No haría mucho, pero me cargarían sus muertitos. Yo no soy quien haría maldad. ¡Son los hombres, no el demonio!
Si yo fuera el diablo; merecidas vacaciones me tomaba. No hay mucho que hacer. ¡Pero hay tanto que me adjudicarán!
Guerras, pestes y odio… ¡No son de mi propiedad! No son exclusivas del demonio. ¡Son de ésta, la actual humanidad!
Si yo fuera el diablo… Buscaría un nuevo trabajo.

QUERIDO LECTOR, LO LAMENTO MUCHO.

Hola, antes de relatarles algo más, quiero contarles un poco de mí; lo veo necesario para lo que les vengo a contar.
Crecí en un lugar aislado, casi no había instalaciones eléctricas, era un pueblo encantador, como esos que llegamos a ver en la películas. La falta de algunos recursos fue lo que fomentó mi imaginación, y más cuando llegaba la noche, pues se volvía un mar de oscuridad aunque las estrellas se tornaban hermosas. Pasé mucho más tiempo en los huertos del abuelo cuando el sol dormía, me sentía libre y ahí era donde esta imaginación tan desbordante podía controlarse. A esa edad, a muy temprana edad perdí el miedo a la oscuridad. Mi crianza fue un tanto pintoresca, pues me devoraba tratados filosóficos y tenía la fortuna de leer sobre tecnología, psique humana y fobias; todo eso ayudo para no temer, ya que era un lugar inhóspito y si dejabas que la mente jugara contigo, estabas perdido. Estos datos son suficientes para lo que en verdad les contaré. En mi adolescencia que ya era f…

CHARLAS DE CAFÉ

CHARLAS DE CAFÉ I

Solo, solo en la terraza del restaurante para dedicarle tiempo a mi sombra. Viene la mesera que conversa siempre conmigo de cualquier cosa. Hoy, la conversación se dio en dos caminos: me expresó el por qué mis amistades no son bien tratadas en ese restaurante, y me preguntó por qué no había llevado a una chica a tomar café conmigo, lo que dio paso al segundo camino, el cual fue en confesarle mi vida con respecto al amor.
 Al final de mi historia, dicha mesara tenía los ojos un tanto nublados, se llevó las manos al rostro y sonrío después.  -Yo contándote cómo nos portamos con tus amigos, y tú contándome esto. Te aconsejo que hagas... -la escuché con atención -...pero a todo esto, ¿qué buscas en una mujer? "¡Bárbaro! La pregunta de preguntas en mi costal de preguntas." Pensé  -Sólo quiero que me ame por quién es y por cómo es, que me permita amarla por quién soy y cómo soy. –Dije.  -La mujer que sea tu novia, pero en verdad tu novia y no tu noviecita, será feliz …