Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2018

MANANTIAL DE TUS INFIERNOS (#CazandoMusas)

Caricia a caricia transitando en tu piel, tatuando mis labios con tu calor, sentirte palpitar sutilmente, degustando en mi boca los aromas de tu cuerpo hasta ser guiado al manantial de tus infiernos, caer entre tus piernas, beberte, liberar esta lengua famélica, consumirte, devorarte, sentirme entre tus piernas, comiendo del néctar que me regalas y destilas entre gemidos, tus manos en mi cabellera impidiendo mi libertad; estoy ahí, aquí, lamiendo y abrazando con mis labios cada pétalo de tu amapola que palpita, derrama tus mares; mis manos toman ese fruto, lo abren mucho más para mi boca, lengua furtiva,    rápida, trazando versos sin voz, atándote piernas y brazos con el placer que irradia de cada caricia hasta verte libertada en una explosión de luz cuando emerge el orgasmo caricia a caricia de mi boca en el manantial de tus infiernos.

------------- MANANTIAL DE TUS INFIERNOS Luis Antonio González Silva #CazandoMusas
#MaisPoesiaPorFavor


DESEO FLORECE (#CazandoMusas)

Florece el deseo de tenerte, arden mis manos, vibran, impacientes, deseo de tenerte, sentir tu piel destilarse suavemente en mi boca, dejar mis manos libres por todo tu cuerpo y caer dentro de ti, al abismo de amores y azares; te deseo,     ahora,        impaciencia mía de tenerte y profanar tu cuerpo, bañarme con tus jadeos, marcar mi alma con el brillo de tu mirada mientras me sientas dentro; penetrarte, florecer vida y muerta en ti, saberme tuyo, desearte hasta quedar loco y perderme en tu fotografía; deseo de tenerte, eres mi fantasía, mi último santuario a la locura; te deseo, ahora...       y mi cuerpo se endurece al llevarte en mis pensamientos, anudando mis labios, palpitando por tenerte sobre las aguas del deseo.


------------- DESEO FLORECE Luis Antonio González Silva #CazandoMusas
#MaisPoesiaPorFavor


EL RECUERDO DE TU BOCA (#CazandoMusas)

Te tengo y no, llevo el tatuaje de tus labios, estigma de tu nombre lacerando mi alma;
te nombro y no vienes, recuerdo tu boca donde encontré la muerte y la vida, tu boca danza en mis memorias, me acaricia sin que estés, delirio de tu boca, ausente,    pervirtiendo a distancia mis manos para sí tenerte en papel, vaciar en versos mis manos acariciando tu cuerpo, sintiendo tu cuello, desplazarme furtivamente hasta hallarme en tus senos, seguir un sendero sinuoso como de serpiente ardiendo al tacto de tu piel y sofocando mi boca al besarte, devorar tus aromas, poseerte en cada letra escrita sobre el papel;
tocarte etéreamente, acariciarte como quien deja caer sus manos sobre las cuerdas de un arpa, sofocar tu vientre con leves roces de estas manos que se vierten en el papel para convencer a tus piernas, abrirlas, sentirlas latir, caricias nerviosas que buscan, encuentran el paraíso donde mi boca va, llega, se alimenta, bebe de tu néctar...
manos que andan como sombras sobre tus senos, sujetándote fuertemente a m…