martes, 11 de julio de 2017

PECADO (#CazandoMusas)

Tendida ahí,
   esperándome,
    provocando mis labios
ante el llamado dulce,
 sofocante, incandescente de tu piel;
cuerpo frágil,
  peligrosa ceiba
que me lleva de los infiernos
                     al cielo;
bebo de las flores y los frutos
del huerto de tu cuerpo,
devorando duraznos
hasta sentirlos escurrir de mi boca,
 perderme en la fragancia marina
 de la amapola que palpita en ti
 y aviva mi sed de tomarte,
muerdo los dátiles en tus pechos,
liberas de tu aliento los cálidos gemidos
que inundan el espacio,
erizan mi piel,
 naufrago en el instinto,
  tus piernas me atan sin libertad de ti;
arremeto con mi navío
entre las aguas misteriosas y perfumadas,
nos vamos en el sendero
donde nos pervertimos la mirada,
las caricias cambian,
  someten, necesitan más;
escuchamos romper el silencio
en el vaivén de nuestros jadeos
hasta hilar una cúpula
que nos resguarda del abismo;
tus caderas se elevan,
 permiten que entre a lo profundo,
  el movimiento, violento, fuerte,
tus senos danzan ferozmente,
la humedad en nosotros canta;
me desplazo en ti, rápido, más rápido,
manos entrelazadas,
   manos entre tus cabellos,
     manos rasgando mi espalda;
el éxtasis ya nos espera,
grita desde la esquina de la cama,
las sábanas inundadas de nosotros,
                 también piden el final;
nos caemos juntos,
 penetrándote,
   ahora somos una carne,
  y las respiraciones buscan vida,
cuerpo tembloroso, convulsionando exquisitamente
para separarnos,
 abrazarnos, deslizarme suavemente de ti,
                   aún palpitando,
buscarnos en las sombras el abrazo de los amantes
en espera de que el sol
 nos deje en la piel tatuado el pecado.


---
Pecado
Luis Antonio González Silva
#CazandoMusas


Instagram



Publicar un comentario