martes, 8 de septiembre de 2015

TRAFICANTE DE SUEÑOS

Parpados pesados
cubiertos de arena;
abreviando palabras,
arrastrándolas al hablar,
equivocando letras...

el cuerpo ya no responde,
   el sueño es pesado
y uno va
     buscando en el rincón
de la almohada
hablar con el Señor de los sueños,
pedir un poco de la droga
que ayuda a liberar el alma;

cerrar el trato,
en este trafico de sueños
y pedir una dosis, la necesaria,
para abrir las puertas a esos reinos,
andar y sentirse libre,
comer todo lo que uno encuentre en el sueño...
antes de que termine,
y volvamos a sabernos
abreviando letras,
arrastrándolas al hablar
o equivocando palabras
para luego ir con el Señor de los Sueños
y pedirle una dosis más.



Poema: Traficante de sueños
Autor: Luis Antonio González Silva

 Instagram
Publicar un comentario