domingo, 2 de agosto de 2015

TUS MANOS COMO VASIJA

Tus manos como vasija
que reciben este corazón
volcado en el río
que busca en ti, encontrarte.

Recibes este amor,
esta vida, este cuerpo;
aceptas lo que fui,
quién soy ahora
porque a tu lado
seré tu hombre,
escudo, espada,
y columna.

Observas
cómo mi corazón
llena la vasija
de tus manos
para beberme,
introducirme en ti
con dulce galope,
habitándote,
marcando tu cuerpo
con mi nombre.

Sentirnos estallar,
resonando,
enviando mensajes
al universo
en el momento
en que morimos,
nadamos en la eternidad
de un suspiro.

Llevas en tu mirada
la tersa caricia
que seduce mi rostro,
abraza mi alma
que queda de ti
impregnada de tu cuerpo,
fuego fatuo
que me invita
a beberte,
comer de tu alma
para llevar en la piel
la marca de ti,
de tus labios;
atrapado en tu mirada.


Poema XX del libro La Cierva de Luis Antonio González Silva
mayores informes al correo electrónico editorialmaludebalam@gmail.com

 Instagram
Publicar un comentario