sábado, 8 de agosto de 2015

PROMETAMOS

Desprende de mi alma
las espinas
que han quedado anidadas
antes de que estuvieras aquí,
sólo desdobla un beso tuyo
en el apoyo que me acobija
cuando tus manos
levantan mi rostro
y pueda tu mirada
encontrarse en mi ojos;
no temas por las heridas
que tengo en el cuerpo,
son las marcas de mi historia
preparándome para ti;
deja en libertad a las dudas
para que busquen otro rincón
donde puedan desaparecer;
no permitas que el miedo
nos consuma, nos aleje
en el silencio
de no preguntar y omitir;
prometamos que estaremos ahí
cuando los días se nos caigan encima
sin dejarnos a la deriva,
a la suerte del otro
y sólo vernos un par de horas
con una sonrisa falsa,
de esas de que no pasa nada;
seamos honestos,
pensemos a futuro,
prometamos ser, crecer y apoyarnos
y ten por seguro
que con mis manos
retiraré todas tus espinas,
ahuyentaré tus fantasmas
y tomaré tu mano
para que sepas que no hay soledad
ante los problemas y los espacios...

Si no pretendes
andar por el sendero
para comer de los frutos
que sólo los cielos
pueden brindar a quien sabe compartir
y volar de la mano con libertad,
sólo buscando la vanidad
en los espejos, en los ojos congelados,
tirando tu tiempo
como quien deja la llave de agua abierta,
sin permitir compartirte,
protegiendo tu figura
dentro del castillo de ilusiones
donde tu reflejo te engaña y pide más,
si no pretendes enamorarte
junto con la responsabilidad,
la entrega y la lucha diaria
para mantener en la boca del otro
al alimento necesaria
de la flama de la confianza...

entonces sigamos nuestros caminos,
dejemos las espinas en su lugar
y pongamos una sonrisa
ante un adiós que es mejor ahora
que después de unos días
donde uno ya se dio cuenta del engaño
para salir huyendo
con el primer canto del gallo.


 Instagram
Publicar un comentario