viernes, 12 de junio de 2015

BIENVENIDA

Envuelve
en la sonrisa
cálida y amorosa
de la esperanza,
esperando ahí,
con las manos abrazadas
a que sus ojos
sean observados
como ella mira
desde lo profundo
del hermoso lago
que tiene por corazón.
Ella nada en un pensamiento,
se convierte en viento,
trasvasa mis suspiros
y advierte su llegada
con la luz de diez luciérnagas
que se posan en su cabeza
como un corona,
adornando
por siempre su mirada.
Pongo en sus manos
este nombre gastado
en el espejo del suyo,
notando la diferencia
entre ella y yo,
distinguiendo el inicio
para provocar un seguir,
continuar,
sabernos que ha llegado,
es el momento de ahora
cuando las piezas
han caído en su lugar.
Ella, con aquel nombre bendito,
y yo, nadando en letras,
en pensamientos e ideas
para tratar de no perderme
encontrando la manera
de estar arropado
por el primer brillo de su mirada,
estando ahí, siempre,
presente en ese instante
cuando el sol la despierta.




 Instagram
Publicar un comentario