Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2015

CONFIANZA (poesía erótica)

Envuélvete por las sombras, a ciegas, toca mi cuerpo que se postra desnudo para que tus manos vayan dejando la imagen de mí debajo de tus ojos; siente el calor fluir en ti por la confianza entregada a tus manos, despertando la curiosidad, aumentando el juego, girando más deprisa en la cama; tus manos me reclaman, tus labios bajan a mí para dejarme tu sabor en mi boca como pactando la hoguera, sucumbiendo a la invitación que el deseo nos ha brindado, dejándote llevar por la oscuridad de la mano de la confianza entregada. Mi cuerpo se levanta, me sientes mover hacia a ti como el titán que reclama su cielo para llevarte al lecho de la tierra, excavar juntos en cada caricia, en cada beso; me siente encima de ti, besando tu cuello, mordiendo tu piel, comiendo de tus senos el fruto que despierta los dragones, abriendo tu pecho para liberarlos; hago de tu vientre el refugio de mis labios mientras que mis manos sofocan tus caderas para reclamarte como mía, saberte protegida ante la noche y que entre mis brazos jamás temerás, …

LA PENUMBRA EN TU HABITACIÓN (relato erótico)

Te observo en la penumbra de tu habitación, la tímida luz de las farolas que se filtra por las cortinas te visten mientras vas desnudándote del día; te observo, mis ojos van hacia tu cuerpo, lo recorren dentro de un frenesí de locura, trayéndome el aroma destilado de tu piel, de tu cuerpo; siento mi boca hacerse agua para luego volar con la mirada hasta tus piernas, suaves y exquisitas. —Me encantan tus piernas… Me acerco a ti, con un brazo te hago a mi cuerpo, un beso que rompe el silencio para que mis manos vayan al encuentro de ti; me perviertes, me vas desnudando al tiempo que te llevo a tu cama, ahí recostada, expuesta, beso tus piernas mientras son abrazadas por mis manos; subiendo, lentamente subiendo por ellas en cada beso, lamer tu piel, morderte de vez en vez; llegar a tu vientre para reclamarlo con el calor de mi cuerpo, y seguir subiendo por ti, explorándote a cuenta gotas; anidar en tus senos, comer de ellos como si fueran frutos con jugo derramándose por mis labios. Un gem…

OJOS VERDES

Logro saberme unicornio al ser abrazado por lo verde de tus ojos, inundado, como volando en todo al universo de tu mirada; observarme reflejado en ti, capturado, llevándome a tu alma en un andar silencioso donde me entrego al perfume color verde que sólo en tus ojos puedo sentir destilar cuando me acaricias con ellos, me capturas, una y otra vez con ellos. Abrazado por tu mirada, retenido en tus labios al saber que en algún momento del día has puesto mi nombre en ellos, y lo puedo sentir, porque llega aquella sonrisa grabada con tu recuerdo. Ojos verdes, invitación perpetua para saberme ahí, volando en ellos, degustando de las piezas de ti, vestido con los aromas de tu alma al ser acariciado por tu mirada; enorme y profundo océano donde se guarda tu vida, y heme ahí, en tus ojos verdes defendiendo, arropando y procurando cada uno de tus defectos, compartiendo virtudes, y encendiendo una vela para cuidar de tu salud, protegerte, incluso, de lo que no vemos. Inundado de tus ojos verdes, seducido por tu mirada, arropado…

DESEO TU ESPALDA (poesía erótica)

Me preguntas qué es lo que observo de ti, respondo fácilmente pues me encanta tu espalda que se oculta de mí, ese lienzo que mis labios han deseado tocar para vestirlos con la locura que sólo mis besos podrán sembrar en tu piel; conjurando hechizos donde podré saber del tiempo al sentir tu espalda desplegarse ante mí, degustando cada forma, sintiéndome rendido y protegido ante los espacios que tu figura me entrega, oasis y dunas que danzan, se excitan en cada caricia que aviva el fuego naciente de tu vientre, cerrando tus ojos para deleitarte, sentir a profundidad mis besos, mis manos tocarte y saberlas suaves pero también sentirlas como garras que te atrapan, te reclaman mía; trazar con mi lengua las fronteras exactas para poder volar sobre la piel de tu espalda... preguntas qué observo de ti, observó con los ojos cerrados el deseo de tener tu espalda en el abrazo cálido de mis labios, encendiendo las antorchas que darán paso al Circo Erótico donde somos dos dispuestos a perdernos fuera del universo, ocultos del sol y …

HOMENAJE AL PLACER (poesía erótica)

Acaríciame, busca en mí el sello de la lujuria para que lo rompas con tus labios, me pierdas en ti, recorriendo tus laberintos donde hallaré la flor de amapola que se abre para recibirme, abrazarme con el fuego que le rodea y conquistar tu cuerpo con el calor que derramo en ti, siendo atrapado entre tus piernas, lacerado dulcemente por tus manos y devorado por tus labios al reclamarme de ti, tuyo, sentirme volar junto a ti, despedirme de este cuerpo para sentir que entro, me fusiono a tu cuerpo en cada embestida, arrebato dulce, excitante y salvaje, penetrándote, perdiendo la vida de a poco mientras soy capturado por tus ojos en una imagen congelada donde sonríes excitantemente, domándome, sucumbiendo ante ti, perforando mis pensamientos y dejarlos con la marca de tu nombre como lo haces con mis labios al sembrar tu perfume en ellos. Abres mi pecho y liberas al dragón que se viste de viento para alcanzar los cielos, llevarte conmigo al centro del universo y hacerlo estallar, cientos de veces mientras nuestros cuerpos …

LA LOCURA EN TU NOMBRE

Acaricio tu nombre suavemente al tacto de mis labios cuando te nombro como plegaria derramada en un suspiro; juro por la vida que tu nombre me sabe a vino, tenue sabor de maderas impregnando mi lengua, estallando en su recorrido hacia la fuente de mi cuerpo y reposado en aromas suculentos que van embriagándome de ti, recitando tu nombre tantas veces para sentirte debajo de mis parpados, saberte aquí, cerca, donde mi respiración toca tu piel, la estremece, la perturba, y mi boca vuela a tu cuerpo para tenerte, poseerte en cada beso hasta desnudarte, liberarte de miedos. Suspiro hondamente para regresar a mi estado y emprender el viaje, una vez más, donde tu nombre es alimento para la locura que me has dejado.




















PASIÓN DERRAMADA

Entrégame tus labios, un beso es suficiente para colocarlo en mi pecho y logres beber de mi piel que se convierte en fuego, rodeándote, envolviéndote por completo… desnudando tu cuerpo con mi boca, besando tu piel para saber lo dulce de ti; reclamar tus labios, morder tu cuello, tener en mis manos tus senos y lamer de tu vientre el alivio; devorarte, degustar de tu esencia a cuenta gotas entre cada beso y caricia; encender tu alma para que arda junto a la mía; logre volar por las dunas de tu figura y me adentre en el laberinto de tus piernas; penetre el valle de amapolas que se abren para abrazarme sin brazos, sólo con tu perfume y calor; someterte, ser tu esclavo, caer en ti varias veces, una, más, una y otra vez; navegarte hasta alcanzar el delirio que trenzaremos con la respiración y nos volquemos en pasión derramada en el cuerpo del otro, sintiendo el fuego crecer una vez más, dentro de nosotros.




LA ISLA DE TU CUERPO

Naufragar en la isla de tu cuerpo, perderme en ti, explorarte, adentrarme en la selva que va acariciando mi piel, devorándome en cada paso; penetrar las sombras de ti, buscarte, encontrar aquella luz que me llama, me pide, me clama en suspiros entrecortados cuando la humedad crece y la noche se deja caer en mí, vistiéndome con el manto sagrado de los perfumes que destilas apenas se posa la luna en tu mirada; perdido, sediento de más en el laberinto de tu cuerpo, recorriendo la isla donde he naufragado, subiendo por tus palmeras, hambriento de los frutos que tienes para mí, sintiendo como se me derrama por la comisura de los labios el néctar y la fragancia que va tocando mi cuerpo, impregnándome cada vez más de lo dulce y exótico que tienes para mí. Penetrándote cada vez más hasta hallarme en el ojo de agua que descansa plácidamente fuera de toda mirada, desnudo, libre, consumido en deseo, me adentro a tus aguas para perturbarlas, nadar, llegar hasta el fin de ti y tomar con mis manos la estrella que explota cuand…

PIEZAS DE TI

Sin saber cómo, pusiste luz debajo de mis parpados. Cierro mis ojos y logro divisar la imagen de ti, sonriendo, acariciando mi nombre con la sensualidad de tu voz que me hace vibrar la piel, alimentando mis alas, invitándolas a desplegarse para sentir tu aroma y andar volando, recolectando por todo mi día aquellas piezas de ti que se muestran ante mis manos para ir jugando con ellas al ensamblar el rompecabezas de tu alma.

COMUNIÓN CÓSMICA

Caen en el ambiente las notas de un piano, te observo, ahí estás, la melodía te envuelve y te reconozco dentro de la oscuridad; el ambiente se transforma y estamos frente a frente parados en el centro del universo, encendiendo las antorchas que van iluminándolo, danzando una y otra vez; y vamos caminando, un paso, uno más cerca del otro y el universo gira cada vez más rápido. Podemos sentir como las estrellas colisionan entre sí, los destellos van hacia nosotros como luciérnagas para vestirnos mientras el piano continua su cantar; uno frente al otro, de cerca, mirándonos, reconociendo nuestras almas al punto de que el tiempo y el espacio se van deformando, la música se detiene todos se hincan, nos rinden un tributo, pausando su destino para ponernos total atención cuando de tus labios se provoca una sonrisa que viene a cambiarlo todo, y es en tu voz cuando se rompe el silencio, sonrío ante ti, digo tu nombre como  plegaria para irnos fuera de esto, siendo dos torbellinos de fuego, fuego rojo y azul que van como drag…

EN UN GIRO (La bailarina del viento)

Gira, un paso, un giro, viento perdiéndose en su cuerpo con cada movimiento,          con cada caricia que rompe delicadamente el ambiente, deteniendo el tiempo, generando un nuevo espacio mientras que la música nos envuelve                     mientras que ella danza, reteniendo en su mente los pasos que nos seducen el alma; un poco de su largo camino donde tuvo que perderse días alegres,            amistades que ya no volvieron,          corazones que se desvanecieron con el paso del tiempo, personas que no entendieron su danza,
la disciplina,                     el honor,                                    el amor por su pasión.
Gira, un paso, un giro más... y el ambiente estalla en miles, y miles de aplausos.





AGAZAPADA

Sé que estás ahí, agazapada, leyéndome a escondidas porque sabes que mis letras tienen el dosis exacta de ti, de tu mirada, de tu cuerpo, bañadas con el suspiro que viaja hasta ti para que tu piel vibre al recitar mi nombre cuando las noches te sofocan, dejando bajo tus ojos mi imagen, mojando tus labios con el recuerdo; sé que andas ahí, escondiendo que tomas letras para abrazarte a ellas en espera de encontrar acertijos que sólo tú puedas descifrar, sin querer, lo has hecho, y ahora sé que estás leyendo esto. El secreto se ha terminado, lo sabes, lo sé, lo sabemos.


OJO DEL INFINITO (poesía erótica)

Mis labios sobre tu pecho para encender el camino que me lleva a descubrir el secreto de tu morada; bajar en una espiral que rodea tus caderas, asirme de tus piernas y encontrarme con el ambiente rodeado del perfume de amapolas en todo el lugar, murmurándole a la noche que cierre los ojos porque tu cuerpo, tu alma y espíritu los reclamo como míos, asegurando mi imagen en ti al fugarnos del mundo para ir a viajar juntos al ojo del infinito.



BRUJA DE MAR, CUÉNTAME UN CUENTO

Bruja de mar... dama de los mares, cuéntame un cuento, llévame a esas tierras donde el olvido no existe y las emociones vuelan sabiendo en donde se encuentra su nido; cuéntame un cuento, muestra entre tus manos los paisajes que tus ojos han tocado, desdobla el tiempo para que pueda observar como lo haces y como lo sientes; bruja del mar, mujer sin tiempo, damas de los mares... cuéntame un cuento.




LUNA LLENA (poesía erótica)

Ante esta luna llena ofrendo tres velas blancas que enciendo con el fuego dentro de mi pasión, siendo un faro que guíe tus pasos hacia mis senderos donde las redes sean puesto para que caigas en ellas, siendo la puerta de entrada al laberinto cambiante para que vayas recorriéndolo, sientas en tus manos las texturas, la humedad, la temperatura que irá incrementando con cada paso que des, naciendo en ti la necesidad de colocar un beso en mi cuerpo, uno más, otro, el otro, el que sigue; tratando de sembrar en mi piel la marca de del deseo que ya ha empezado a emanarse por cada poro de tu piel. Siéntete embriagada, sirve una copa más de vino porque ante esta luna como lista para la comunión, ofrendamos nuestros cuerpos para que caiga en ellos el amor. Puedo sentir el roce de tu voz sobre mi cuerpo, siendo lo esencial para despertar al Minotauro vestido de fuego, fuego fatuo que lleva tu nombre para ir a tu encuentro; hacer de mí tus labios para comer de tu voz, avivar el dulce y sensual infierno en …