sábado, 25 de abril de 2015

CONFIANZA (poesía erótica)

Envuélvete por las sombras,
a ciegas, toca mi cuerpo
que se postra desnudo
para que tus manos
vayan dejando la imagen de mí
debajo de tus ojos;
siente el calor fluir en ti
por la confianza entregada a tus manos,
despertando la curiosidad,
aumentando el juego,
girando más deprisa en la cama;
tus manos me reclaman,
tus labios bajan a mí
para dejarme tu sabor en mi boca
como pactando la hoguera,
sucumbiendo a la invitación
que el deseo nos ha brindado,
dejándote llevar por la oscuridad
de la mano de la confianza entregada.
Mi cuerpo se levanta,
me sientes mover hacia a ti
como el titán que reclama su cielo
para llevarte al lecho de la tierra,
excavar juntos en cada caricia, en cada beso;
me siente encima de ti,
besando tu cuello, mordiendo tu piel,
comiendo de tus senos el fruto
que despierta los dragones,
abriendo tu pecho para liberarlos;
hago de tu vientre
el refugio de mis labios
mientras que mis manos
sofocan tus caderas
para reclamarte como mía,
saberte protegida ante la noche
y que entre mis brazos
jamás temerás, jamás te dejaré sentir
que el amor es la bestia negra
famélica de tu alma;
mis garras perforan dulcemente tu piel
para mis labios bajen por tus piernas
en la degustación exquisita
donde vas encontrando placer,
te giras levemente
invitándome a tu espalda,
marcar cientos de poemas
con el tacto de mi lengua
en el terreno virgen de tu cuerpo,
consumiéndose en cada caricia,
mordiendo tus espacios,
lamiendo tu espalda
para tomar tus alas con mis labios
y decirte al oído, estando encima de ti,
que el amor se ha quedado a un lado de nosotros
en espera de que tú y yo
seamos un cuerpo único,
entregado, arropado por confianza
en la divina conexión
donde realmente, a nosotros, juntos,
no nos hace falta nada.
Te giro, deseo tus labios ahora,
nos gritamos en un beso
para rasgar el viento,
sucumbimos ante el instinto del cazador
para atrapar el placer
entre nuestros cuerpos;
denotamos fuego en la mirada
y nos revolcamos en caricias
en tremendo intercambio de calor;
tus piernas se extienden, se doblan
me alimentan, y voy, voy a ti perdido
en busca de tu corazón perdido,
encontrándome cara a cara con lo divino
al saberme dentro, resbalando en ti,
sintiendo tu cuerpo recibirme cálidamente,
perturbando la amapola que se desflora
para la incursión de mi cuerpo;
penetrándote, consumiéndonos,
impostando la dicha de la lujuria
en el cantar silencioso de nuestros pechos,
comunicación etérea
donde me atrapas con tus ojos,
te observo conmigo,
extasiada, gimiendo, escuchándome gemir de ti;
cada vez el viento de los infiernos
llega más dulce y placentero
alimentando el movimiento,
extendiendo nuestras alas,
convirtiéndonos en una ave
que va volando rodeada de dragones
y es cuando alcanzamos el cielo
en un breve estallido
que une lo sagrado, lo perverso, la tierra,
tu cuerpo y mi cuerpo,
en un espasmo suculento
que nos transporta
al infinito, al instante mismo
cuando se creó el universo.


 Instagram

viernes, 24 de abril de 2015

LA PENUMBRA EN TU HABITACIÓN (relato erótico)

Te observo en la penumbra de tu habitación, la tímida luz de las farolas que se filtra por las cortinas te visten mientras vas desnudándote del día; te observo, mis ojos van hacia tu cuerpo, lo recorren dentro de un frenesí de locura, trayéndome el aroma destilado de tu piel, de tu cuerpo; siento mi boca hacerse agua para luego volar con la mirada hasta tus piernas, suaves y exquisitas.
—Me encantan tus piernas…
Me acerco a ti, con un brazo te hago a mi cuerpo, un beso que rompe el silencio para que mis manos vayan al encuentro de ti; me perviertes, me vas desnudando al tiempo que te llevo a tu cama, ahí recostada, expuesta, beso tus piernas mientras son abrazadas por mis manos; subiendo, lentamente subiendo por ellas en cada beso, lamer tu piel, morderte de vez en vez; llegar a tu vientre para reclamarlo con el calor de mi cuerpo, y seguir subiendo por ti, explorándote a cuenta gotas; anidar en tus senos, comer de ellos como si fueran frutos con jugo derramándose por mis labios.
Un gemido se escapa de tus labios, lo escucho, me alerta e invita a seguir al intensificar mis caricias sobre tu cuerpo; llegar a tu cuello para poner en él mis besos, rodeándolo hasta encontrarme con tu boca al ir subiendo por ti en un espiral de fuego, donde le recito la palabra “deseo” mientras, nuestros labios juegan a conocerse, a cantar, a danzar entre ellos.
—Eres mía, mujer…
Tus manos llegan para apresarme del cabello, consumes mi piel al besar mi cuello, te siento fluir, te siento arder ante mí; mi mano baja como serpiente trazando su ardiente camino en un sendero de lujuria hasta tu vientre, presionarlo levemente como puerta de entrada al infinito de tu cuerpo; te escucho gemir para morder mi oreja, la invitación se acepta, y mi manos baja a tus muslos, los acaricia delicadamente en círculos como perturbando un estanque en calma; separando tus piernas, posándome sobre de ti.
Impacientemente me miras, tomas mi rostro para asegurarte que soy yo y que con tu mirada me haces prisionero; un beso más para pactar la guerra. Me sientes cerca, erguido ante ti; la humedad nos delata, el calor incrementa, y siento como una de tus manos se desprende de mi rostro para ir rápidamente al encuentro de mi sátiro, tu mano lo envuelve, palpito, me sientes; muerdes mi boca, y tus piernas se abren más, abrazándome, guiando mi sexo al tuyo. La humedad estalla, resbalo en ti, te penetro y tu boca se viste de espasmos, y mi cuerpo se refugia en el tuyo; mis brazos se hacen columnas, mi cuerpo se convierte en un barco y tú eres el océano embravecido donde con el vaivén de mí, de ti y de mí, vamos consumiéndonos en placer y deseo.
—Soy tuya… dilo.
La fuerza del frenesí de pasiones nos envuelve, y lo repites una vez, me pides que te haga mía, lo dices otra vez, con la respiración entrecortada entre cada embestida que recibes de mí.
—Eres mía… eres mía…
Tus piernas me abrazan ferozmente, nuestras bocas destilan gemidos incontenibles; nos movemos como en un vuelo al éxtasis, tu vientre se adorna con el círculo de cientos de volcanes que me piden, y entre cada movimiento, cada embestida, con la respiración pausada de mis gemidos, clamo por ti, gritándote que termino, que estoy por llegar, derretirme en ti.
Gritas, me aceptas, me pides que termine y tus gemidos se incrementan como lo hace el fuerte abrazo de tus piernas y tus manos destrozando mis brazos y espalda. Nuestros cuerpos están por estallar, grito tu nombre, grito mi posesión; y me pides, me recibes, aceptas que eres mía, que soy de ti.
Tu cuerpo estalla junto al mío al momento de que te inundo de mí, fuego líquido, abundante, consumiéndote por dentro; tus piernas se acalambran, tu vientre se derrama en calores y mis brazos sucumben ante ti.
Encima de ti, escuchando tu respiración agitada como la mía, encontrado paz, alivio, en un abrazo que es cubierto por la tenue luz de las farolas que se filtran por la cortina de tu habitación; arropados con dulce sudor, sabores de cuerpos bañados al hacer el amor y destilando aromas que sólo dos amantes, tú y yo, sabemos que tenemos.






Instagram

jueves, 23 de abril de 2015

OJOS VERDES

Logro saberme unicornio
al ser abrazado por lo verde de tus ojos,
inundado, como volando
en todo al universo de tu mirada;
observarme reflejado en ti,
capturado, llevándome a tu alma
en un andar silencioso
donde me entrego al perfume color verde
que sólo en tus ojos
puedo sentir destilar
cuando me acaricias con ellos,
me capturas, una y otra vez con ellos.
Abrazado por tu mirada,
retenido en tus labios
al saber que en algún momento del día
has puesto mi nombre en ellos,
y lo puedo sentir,
porque llega aquella sonrisa
grabada con tu recuerdo.
Ojos verdes, invitación perpetua
para saberme ahí,
volando en ellos,
degustando de las piezas de ti,
vestido con los aromas de tu alma
al ser acariciado por tu mirada;
enorme y profundo océano
donde se guarda tu vida,
y heme ahí, en tus ojos verdes
defendiendo, arropando y procurando
cada uno de tus defectos,
compartiendo virtudes,
y encendiendo una vela
para cuidar de tu salud,
protegerte, incluso, de lo que no vemos.
Inundado de tus ojos verdes,
seducido por tu mirada,
arropado por tu voz
y sintiendo que explota la vida en mí
cuando sé, que tu sonrisa
se mantiene plenamente inmaculada...
prometiéndote, que haré lo imposible
porque en tus manos, porque en ti
la felicidad esté a tu lado, nunca, nunca se vaya.




 Instagram

martes, 21 de abril de 2015

DESEO TU ESPALDA (poesía erótica)

Me preguntas
qué es lo que observo de ti,
respondo fácilmente
pues me encanta tu espalda
que se oculta de mí,
ese lienzo que mis labios
han deseado tocar
para vestirlos con la locura
que sólo mis besos
podrán sembrar en tu piel;
conjurando hechizos
donde podré saber del tiempo
al sentir tu espalda
desplegarse ante mí,
degustando cada forma,
sintiéndome rendido y protegido
ante los espacios
que tu figura me entrega,
oasis y dunas que danzan,
se excitan en cada caricia
que aviva el fuego
naciente de tu vientre,
cerrando tus ojos
para deleitarte, sentir a profundidad
mis besos, mis manos tocarte
y saberlas suaves
pero también sentirlas como garras
que te atrapan, te reclaman mía;
trazar con mi lengua
las fronteras exactas
para poder volar sobre la piel de tu espalda...
preguntas qué observo de ti,
observó con los ojos cerrados
el deseo de tener tu espalda
en el abrazo cálido de mis labios,
encendiendo las antorchas
que darán paso al Circo Erótico
donde somos dos
dispuestos a perdernos fuera del universo,
ocultos del sol y la sombras
para sentirnos uno, sin cuerpo,
siendo uno, explotando infinitamente
para que el amor llegue
y recolecte las piezas de ti y de mí
para formarnos, reconstruimos,
invitándonos una vez más perdernos,
fluyendo juntos, como uno
en la hermosura del universo.



  Instagram

lunes, 20 de abril de 2015

HOMENAJE AL PLACER (poesía erótica)

Acaríciame,
busca en mí el sello de la lujuria
para que lo rompas con tus labios,
me pierdas en ti,
recorriendo tus laberintos
donde hallaré
la flor de amapola que se abre
para recibirme, abrazarme
con el fuego que le rodea
y conquistar tu cuerpo
con el calor que derramo en ti,
siendo atrapado entre tus piernas,
lacerado dulcemente por tus manos
y devorado por tus labios
al reclamarme de ti, tuyo,
sentirme volar junto a ti,
despedirme de este cuerpo
para sentir que entro,
me fusiono a tu cuerpo
en cada embestida,
arrebato dulce, excitante y salvaje,
penetrándote, perdiendo la vida de a poco
mientras soy capturado por tus ojos
en una imagen congelada
donde sonríes excitantemente,
domándome, sucumbiendo ante ti,
perforando mis pensamientos
y dejarlos con la marca de tu nombre
como lo haces con mis labios
al sembrar tu perfume en ellos.
Abres mi pecho
y liberas al dragón que se viste de viento
para alcanzar los cielos,
llevarte conmigo
al centro del universo
y hacerlo estallar, cientos de veces
mientras nuestros cuerpos
se visten deliciosamente de espasmos
que ponen debajo de nuestras lenguas miel y leche
en homenaje al placer
que en tu cuerpo se derramó como fuego liquido
y mi cuerpo se vació
ofrendando mi alma
para cubrir la tuya,
salvándonos del olvido y del hastío.





 Instagram

LA LOCURA EN TU NOMBRE

Acaricio tu nombre suavemente
al tacto de mis labios
cuando te nombro como plegaria
derramada en un suspiro;
juro por la vida
que tu nombre me sabe a vino,
tenue sabor de maderas
impregnando mi lengua,
estallando en su recorrido
hacia la fuente de mi cuerpo
y reposado en aromas suculentos
que van embriagándome de ti,
recitando tu nombre tantas veces
para sentirte debajo de mis parpados,
saberte aquí, cerca,
donde mi respiración toca tu piel,
la estremece, la perturba,
y mi boca vuela a tu cuerpo
para tenerte, poseerte en cada beso
hasta desnudarte, liberarte de miedos.
Suspiro hondamente
para regresar a mi estado
y emprender el viaje, una vez más,
donde tu nombre es alimento
para la locura que me has dejado.





















 Instagram

jueves, 16 de abril de 2015

PASIÓN DERRAMADA

Entrégame tus labios,
un beso es suficiente
para colocarlo en mi pecho
y logres beber de mi piel
que se convierte en fuego,
rodeándote, envolviéndote
por completo…
desnudando tu cuerpo
con mi boca, besando tu piel
para saber lo dulce de ti;
reclamar tus labios,
morder tu cuello,
tener en mis manos tus senos
y lamer de tu vientre el alivio;
devorarte, degustar de tu esencia
a cuenta gotas entre cada beso y caricia;
encender tu alma
para que arda junto a la mía;
logre volar por las dunas de tu figura
y me adentre en el laberinto de tus piernas;
penetre el valle de amapolas que se abren
para abrazarme sin brazos,
sólo con tu perfume y calor;
someterte, ser tu esclavo,
caer en ti varias veces,
una, más, una y otra vez;
navegarte hasta alcanzar el delirio
que trenzaremos con la respiración
y nos volquemos en pasión derramada
en el cuerpo del otro,
sintiendo el fuego crecer
una vez más, dentro de nosotros.





 Instagram

LA ISLA DE TU CUERPO

Naufragar en la isla de tu cuerpo,
perderme en ti,
explorarte, adentrarme en la selva
que va acariciando mi piel,
devorándome en cada paso;
penetrar las sombras de ti,
buscarte, encontrar aquella luz
que me llama, me pide,
me clama en suspiros entrecortados
cuando la humedad crece
y la noche se deja caer en mí,
vistiéndome con el manto sagrado
de los perfumes que destilas
apenas se posa la luna en tu mirada;
perdido, sediento de más
en el laberinto de tu cuerpo,
recorriendo la isla
donde he naufragado,
subiendo por tus palmeras,
hambriento de los frutos
que tienes para mí,
sintiendo como se me derrama
por la comisura de los labios
el néctar y la fragancia
que va tocando mi cuerpo,
impregnándome cada vez más
de lo dulce y exótico que tienes para mí.
Penetrándote cada vez más
hasta hallarme en el ojo de agua
que descansa plácidamente
fuera de toda mirada,
desnudo, libre, consumido en deseo,
me adentro a tus aguas
para perturbarlas, nadar,
llegar hasta el fin de ti
y tomar con mis manos
la estrella que explota
cuando mi cuerpo se derrite sobre el tuyo
para contemplarnos fuera de nuestros cuerpos,
unidos, yo dentro de ti,
tu siendo mía, penetrada,
ambos sucumbiendo ante la realidad
que nos aborda, nos lleva al infinito
donde el cielo y el infierno
no existen, son lo mismo,
porque nos hemos extinguido
al hacernos el amor
para formar parte del universo.



 Instagram

miércoles, 15 de abril de 2015

PIEZAS DE TI

Sin saber cómo,
pusiste luz debajo de mis parpados.
Cierro mis ojos
y logro divisar
la imagen de ti, sonriendo,
acariciando mi nombre
con la sensualidad de tu voz
que me hace vibrar la piel,
alimentando mis alas,
invitándolas a desplegarse
para sentir tu aroma
y andar volando, recolectando
por todo mi día
aquellas piezas de ti
que se muestran ante mis manos
para ir jugando con ellas
al ensamblar el rompecabezas de tu alma.


 Instagram

COMUNIÓN CÓSMICA

Caen en el ambiente
las notas de un piano,
te observo, ahí estás,
la melodía te envuelve
y te reconozco dentro de la oscuridad;
el ambiente se transforma
y estamos frente a frente
parados en el centro del universo,
encendiendo las antorchas
que van iluminándolo,
danzando una y otra vez;
y vamos caminando,
un paso, uno más cerca del otro
y el universo gira
cada vez más rápido.
Podemos sentir
como las estrellas colisionan entre sí,
los destellos van hacia nosotros
como luciérnagas
para vestirnos mientras el piano
continua su cantar;
uno frente al otro,
de cerca, mirándonos,
reconociendo nuestras almas
al punto de que el tiempo y el espacio
se van deformando, la música se detiene
todos se hincan,
nos rinden un tributo, pausando su destino
para ponernos total atención
cuando de tus labios se provoca
una sonrisa que viene a cambiarlo todo,
y es en tu voz cuando se rompe el silencio,
sonrío ante ti, digo tu nombre como  plegaria
para irnos fuera de esto,
siendo dos torbellinos de fuego,
fuego rojo y azul que van como dragones
viajando por el universo,
trazando lunas, mares de estrellas
y dejando caer las semillas
para que la luz y las sombras
dancen alegremente el cantar de la vida.


 
Instagram

miércoles, 8 de abril de 2015

EN UN GIRO (La bailarina del viento)

Gira, un paso, un giro,
viento perdiéndose en su cuerpo
con cada movimiento,
         con cada caricia que rompe
delicadamente el ambiente,
deteniendo el tiempo,
generando un nuevo espacio
mientras que la música nos envuelve
                    mientras que ella danza,
reteniendo en su mente
los pasos que nos seducen el alma;
un poco de su largo camino
donde tuvo que perderse días alegres,
           amistades que ya no volvieron,
         corazones que se desvanecieron
con el paso del tiempo,
personas que no entendieron su danza,

la disciplina,
                    el honor,
                                   el amor por su pasión.

Gira, un paso, un giro más...
y el ambiente estalla
en miles, y miles de aplausos.






Instagram

domingo, 5 de abril de 2015

AGAZAPADA

Sé que estás ahí,
agazapada, leyéndome a escondidas
porque sabes que mis letras
tienen el dosis exacta
de ti, de tu mirada, de tu cuerpo,
bañadas con el suspiro
que viaja hasta ti
para que tu piel vibre
al recitar mi nombre
cuando las noches te sofocan,
dejando bajo tus ojos mi imagen,
mojando tus labios con el recuerdo;
sé que andas ahí,
escondiendo que tomas letras
para abrazarte a ellas
en espera de encontrar
acertijos que sólo tú puedas descifrar,
sin querer, lo has hecho,
y ahora sé que estás leyendo esto.
El secreto se ha terminado,
lo sabes, lo sé, lo sabemos.



Instagram

OJO DEL INFINITO (poesía erótica)

Mis labios sobre tu pecho
para encender el camino
que me lleva
a descubrir el secreto de tu morada;
bajar en una espiral
que rodea tus caderas,
asirme de tus piernas
y encontrarme
con el ambiente
rodeado del perfume de amapolas
en todo el lugar,
murmurándole a la noche
que cierre los ojos
porque tu cuerpo, tu alma y espíritu
los reclamo como míos,
asegurando mi imagen en ti
al fugarnos del mundo
para ir a viajar juntos
al ojo del infinito.




Instagram

viernes, 3 de abril de 2015

BRUJA DE MAR, CUÉNTAME UN CUENTO

Bruja de mar...
dama de los mares,
cuéntame un cuento,
llévame a esas tierras
donde el olvido no existe
y las emociones vuelan
sabiendo en donde
se encuentra su nido;
cuéntame un cuento,
muestra entre tus manos
los paisajes que tus ojos han tocado,
desdobla el tiempo
para que pueda observar
como lo haces y como lo sientes;
bruja del mar,
mujer sin tiempo,
damas de los mares...
cuéntame un cuento.





Instagram

LUNA LLENA (poesía erótica)

Ante esta luna llena
ofrendo tres velas blancas
que enciendo con el fuego
dentro de mi pasión,
siendo un faro
que guíe tus pasos
hacia mis senderos
donde las redes sean puesto
para que caigas en ellas,
siendo la puerta de entrada
al laberinto cambiante
para que vayas recorriéndolo,
sientas en tus manos
las texturas,
la humedad,
la temperatura
que irá incrementando
con cada paso que des,
naciendo en ti
la necesidad de colocar
un beso en mi cuerpo,
uno más, otro, el otro, el que sigue;
tratando de sembrar en mi piel
la marca de del deseo
que ya ha empezado a emanarse
por cada poro de tu piel.
Siéntete embriagada,
sirve una copa más de vino
porque ante esta luna
como lista para la comunión,
ofrendamos nuestros cuerpos
para que caiga en ellos el amor.
Puedo sentir el roce de tu voz
sobre mi cuerpo,
siendo lo esencial
para despertar al Minotauro
vestido de fuego, fuego fatuo
que lleva tu nombre
para ir a tu encuentro;
hacer de mí tus labios
para comer de tu voz,
avivar el dulce
y sensual infierno en mí,
seducirte, abrir tu cuerpo
en caricias y besos,
recibirme en ti;
hacerte el amor
hasta que nuestros cuerpos
estallen fusionados
en un espasmo de eternidad.
Es aquí,
donde el Minotauro te reclama,
en este juego
donde has caído presa de estas garras,
y es ahora,
donde voy a ti, a tu cuerpo,
recorriendo las formas
que se desplantan para mí,
comerte; tu voz cambia,
destila leves suspiros entre gemidos,
el fuego crece,
tus piernas intentan atraparme
pero sientes la furia delicada
de cada arrebato,
arremetiendo contra tu cuerpo,
embistiéndolo,
abriendo tu alma
para que me recibas
en el vaivén
de este encuentro;
penetrándote,
haciéndome camino
mientras yaces
dentro de mi laberinto, perdida,
clamando por más,
pidiendo comer del fruto prohibido
para sucumbir
ante mi cuerpo que te reclama...
La luna estalla en su luz,
se hace presente en nuestra mirada,
anunciando el momento,
punto de éxtasis
donde tú y yo
somos uno ahora,
somos carne con sus huesos
en un sólo cuerpo
que canta alegremente
en silencio
el cantico del estallido
que el universo conocer
como la explosión de dos
que se hacen uno
cuando el cálido
y tormentoso abrazo del deseo,
por fin, se ha culminado.
Volvemos,
regresamos a ser
entre cada respiración
que se extiende
por el ambiente
para tener el aire suficiente
que nos alienta a vivir.
Abrazados,
entrenzados en el final del acto,
del ritual amatorio
para visitar la muerte
en un segundo,
se haya culminado;
teniendo nuestra imagen
en los ojos del otro, brillando,
sintiendo que somos poderosos.





Instagram