lunes, 30 de marzo de 2015

NUEVA MORADA

Ven aquí,
toma mi cuerpo;
en estas manos
se derrama el néctar dulce
que brota de esta mirada
cuando me raptas,
me llevas a tu locura
lacerando dulcemente
cada parte de mi piel
con la vibración
de tu nombre
en forma de caricia;
ven aquí,
no temas, no debes temer
porque lo único
que encontrarás
es el amor, y nada más,
yo, te juro, te juro por lo sacro
que hasta de él
te voy a proteger.
Ven, ven aquí,
toma mi cuerpo
que al despertar
me verás ahí,
besando tu alma
para que mi nombre
descanse en ti, su nueva morada.

Instagram
Publicar un comentario