miércoles, 25 de febrero de 2015

DOS IDIOMAS, DOS CIUDADES Y UNA PROMESA

Llevo en el bolsillo el talismán de tu sonrisa
que guarda mis días
entre manjares de dulces recuerdos
donde fuiste tú
la única protagonista de escenarios sumergidos
en el encuentro de una tarde
en una ciudad tan ajena
pero sincera en sueños,
en anhelos y deseos.
Mis temores y dudas
se fueron evaporando,
el miedo a un rechazo,
a cargar tu adiós en un lugar ajeno...
no sé cómo pasó, bueno, tal vez lo sé,
pero no sé cómo explicarlo.
Ahora tengo en el bolsillo
el talismán de tu sonrisa
que me fue entregada de tus manos.
Me embriagué de ti,
comiste de mi alma, y saciamos la curiosidad
por saber de nuestros defectos
entre los acordes de tu voz al mostrarme tu ciudad.
Una tarde de lluvia bastó para conocerte
y armarme de valor para hacer algo
que pensé sería un rechazo
pero resultó en días gloriosos
donde en algunos, ya los últimos,
logré tener la dicha de despertar a tu lado.
Dos idiomas que no se pretenden
con un origen en común,
dieron como resultado un breve sueño
ambientado por aromas y sonidos de ciudad
partiendo en recuerdos
por la promesa de volver a vernos.

Es ahora, en segundos,
anuncian que tu vuelo ha llegado a mi ciudad.









Instagram
Publicar un comentario