Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2015

ESPASMO UNÍSONO

Retiro las prendas exponiendo tu piel que me acaricia al alma entre toques suaves de mis labios el deseo destilado en cada poro, abriéndose como flores en espera de ser arrebatadas de esta vida, ir al viento, arder en fuegos para alcanzar el último planeta en el extremo oscuro del universo; las prendas yacen en el suelo mientras comenzamos a vivir, danzar sobre sus sombras, despertando los perfumes del deseo que van impregnándose entre caricias y besos; nos sentimos arder, caer, llenarnos, poseer tu cuerpo con el mío para explotar en breves muertes que se ofrendan al baile entre dos que se unen desnudos, sudando gotas de placer son sabores a olvido, sanando heridas del día, comiéndonos lentamente en la salvaje emoción de la tierna caricia que brota para rompernos en cientos de piezas, unirnos al grito unísono de un espasmo.


PROMESA DE TIEMPO AL CIELO

Mirada hermosa y brillante que se deja caer en el abrazo lento del abismo donde el regreso no existe; tu sonrisa se apaga dejando grabados con tu nombre en las paredes de mi laberinto, y es cuando tu mano se pierde, se desploma lentamente como un ave que ha encontrado su última morada para soñar con cielos de colores donde el sol nunca se termina y el dolor no viene, no llega, jamás te tocara. Última imagen en tu vida, mi rostro que se negaba al destino con gritos silenciosos en mis ojos rezando el ir al cielo por ti y lograr sanar tus heridas... pero, cómo ir al cielo y regresar contigo en mis brazos si el camino que nos ha unido se ha terminado. Descansa, sueña hermoso, al despertar tendrás una vida nueva, sin memorias ni tristezas viejas y no temas, que también en esa vida te voy a encontrar.


EL ÚLTIMO TREN A UN SUEÑO

Se acercó a mí, un acto inofensivo para compartir la misma banca en espera del próximo tren. Estaba leyendo el periódico cuando un aroma a flores dulces me hizo dejar la lectura para adentrarme en la portadora de dicho perfume. Al girar a mi derecha logré observarla texteando en su teléfono, la primera impresión que me dio fue que estaba buscando empleo, puesto que nadie se arregla tanto para ir a trabajar, junto con nervios como ramas en las manos. Muy joven, eso indica que no va la universidad, ya que un pequeño bolso con un folder, no es suficiente para tomar clases, además, este tren no tiene parada en algún centro de estudios; este es el tren de los trabajadores, rumbo a cientos de oficinas, edificios, comercios… el tren perfecto para recolectar víctimas.
Regresé a mi lectura, pero sólo fue para despistar mis pensamientos, sabía de antemano que tenía 7 minutos con 30 segundos antes de que arribe el siguiente tren, tiempo suficiente para dar mi primer paso. Recordé a Julieta, siem…

INFIERNO, MUERTE Y DESEO

I
¿Cómo fue? Fui engañado, lacerado por dentro con mentiras que entraron en mi vida como dulces verdades, pero eran navajas etéreas disfrazadas de semillas de cariño. Me diste de comer de tu cuerpo diciéndome que eras único alimento, pero eras veneno, y ahora siento como me destruyes porque mi corazón se rompe, se agrieta con tu recuerdo soltando al vacío mis lágrimas mientras sonríes, jactándote de tu victoria sobre mi alma, sobre mi vida.
II
Las heridas sangran desdoblando nuevos demonios que danzan ante este crimen, ante estas mentiras, joyas de una corona oscura envenenado mis pasos poniendo tu nombre en mis manos para sentir cómo vas lacerando mis días desde que la ausencia de ti llegó a mí, como una gota de odio que fue creciendo a mares y océanos donde ahora navego sobre la embarcación que hoy porta con orgullo el nombre de la Pesadilla de Morfeo. Levanto mi espada en alto con la promesa de darle muerte a mi agonía, a mi sufrimiento, a tu nombre para que deje de sangrarme el corazón.
III
Estás ahí, sonriendo ent…