miércoles, 4 de junio de 2014

TE LO JURO....

Juro por lo divino
que recae en mi corazón
que logre verte…
sí, te observé
dentro del brillo
de una gota de lluvia
que caía tímidamente,
deslizándose de una hoja verde,
alas del mangle rojo
que danza en el Caribe
y es centinela de los mensajes
dentro de botellas;
sí, ahí te vi.
Te veías hermosa,
estabas sonriendo
con ese par de mejillas
tan dulces como manzanas
mientras que tus ojos de avellana
resplandecían, derramando
la alegría de tu nombre,
fuego de tu cabellera
danzando para regir en los vientos…
y ahí, en ese instante
supe lo glorioso de la vida.
Vaya que sí, te vi, te vi, mujer.



Publicar un comentario