domingo, 27 de abril de 2014

SIN DISTANCIAS

I

El vino se nos derrama del corazón,
embriagados de nosotros,
seguimos cantando hasta el amanecer
sin temor de la noche,
sin pensar en el sol.


II

Nos bebemos, cantamos,
gritamos el jubilo de esto,
de encontrarnos.
Eres Pacífico, soy Caribe;
somos mar con el viento,
viento que llega
y no conoce de limites
ni de fronteras.


III

Hay distancia entre ambos
pero nunca habrá obstáculos...
sigamos bebiendo del vino
que nos brota dulcemente.
¡La felicidad ha llegado!



Publicar un comentario