Ir al contenido principal

EL BAILE DE MÁSCARAS



VII. “Te dicen descuidado
porque ellos están acostumbrados a los jardines,
no a la selva.”
Jaime Sabines




Desde hace mucho ha comenzado
el baile de máscaras de cada día;
siempre abierto, siempre vivo.

No recuerdo cuándo fue que me invitaron,
sólo sé que ahí me he encontrado.
Vestimentas de colores, disfraces, plumas
y lentejuelas; todos bajo una misma apariencia.
No sabes quién es el tunante o un Mecenas.
Danzan, beben , escuchan la música;
conversan, ríen, sollozan y disfrutan;
todos en este baile de máscaras
que es la vida.

En un rincón,
viendo la noche pasar
y rogando a miles de dioses que este momento
sea eterno o pasajero en un suspiro;
pero que sea algo que me devuelva el aliento…
Entre tantas máscaras y trajes,
sentí tu presencia;
estaba esperándote durante años
ahí en ese balcón observando tu arribo al salón.
Llegaste en el momento
en que la luna me lo confesó;
¡eres a quién he esperado
todo este tiempo!
entre máscaras y trajes, te reconocí.

Como sonámbulos caminamos,
viendo el festín; nos vimos,
y reconocimos al momento.
Era tú, tan hermosa como en sueños;
tan perfecta como mis deseos externados a la noche;
eres tú quien me ha devuelto el aliento.
Con tu magia, un toque de tu mano
y algunas palabras me bastaron para darme cuenta
que eras tú por quien tanto he esperado.

Entre máscaras y disfraces,
nos encontramos;
palabras y sentimientos nos hemos regalado.
Nunca pensé sentirme así,
no lo imaginaba de esta manera;
eres tan hermosa, tan increíble
que me haces pensar
que vivo en ese sueño de ti,
el sueño donde nos reunimos
en medio de este baile
lleno de maniquíes sin sentido.
Aún sueño, o realidad
la estoy viviendo contigo;
disfrutando el momento,
expresándote lo mucho que te quiero.
Eres tú, quien entre tantos fantasmas
y recuerdos apareciste justo a tiempo;
contigo, siendo tú;
me has curado de un pasado,
me has borrado la melancolía y tristezas;
a cambio, me has entregado
alegrías y sentimientos.
¡Eres perfecta, así como eres!

En el baile de máscaras de la vida,
donde todo puede pasar;
donde las mentiras vuelan
como mariposas entre flores
y espinas;
ahí, en este evento de gracia,
encontramos fuegos, rocas y poetas danzantes;
aquí, en este baile de máscaras te encontré,
entre tantos disfraces y noches en vela;
te encontré después de una larga espera.
No nos queda más que bailar con letras,
fantasías y conversar con silencios;
mientras observamos a la luna
y le confesamos nuestros ahora secretos.
Mantenemos un dialogo
entre nosotros,
que nadie puede comprender;
somos un nosotros
y así, es como seremos.

Música, tragedia, comedía y sueños;
afiches que tiene un baile de máscaras;
pero entre tantas fantasía y reflejos;
sabía que te tenía que esperar;
incluso antes de conocerte
en mis adentros me indicaban
que debía mantener toda esperanza;
y ahora,
reconozco que valió la pena el tiempo para verte;
eres increíble
que no hay eternidad que borré
de mi mente tu recuerdo.
No hay suficiente locura para
dibujar tus pensamientos;
eres hermosa, interesante
y un poco loca para los demás,
para el mundo; pero eres perfecta así como eres.
En ti encuentro alivio, refugio y santuario
de donde nunca quiero salir;
eres a quien tanto había esperado
y en este baile de mascaras,
te he encontrado.
Nos vimos,
nos vieron;
pero los demás no lo entendieron.
Somos un nosotros;
somos:

”UT VULGUS DUO INSANO MUNDO”



Comentarios

Entradas más populares de este blog

DESNUDARTE SIN TOCARTE (poesía erótica)

Escribirte es como hacerte el amor más allá de los cuerpos porque entro en tu piel, penetro tu alma y nos hacemos de todo, jugamos a todo, bañados en deseo. La pasión que se nos viene y se nos derrama, va recorriéndonos; la veo fluir, la siento palpitar con cada letra que se despoja de mis manos. Siento tocar tus muslos, tus senos, tu cuello, no dejo nada de ti sin ser tocado por mí. Hacerte el amor al entrar por tu mirada, invadirte, hacerte mía entre suspiros, sonidos; reclamar tu cuerpo como mío. Escribirte, amarte con intensa locura. Es soñar pero sentir al mismo tiempo que logras percibirme muy cálido, inundándote de mí al estar dentro de ti; sentirte como me abrazas entre tus piernas, me destruyes pero al mismo tiempo me refugias en ti. Puedo tener la piel explotando en su calor, todo lo que generas en mí al pensarte, al escribirte. Es una seducción a distancia, sin haber un abismo ni puentes; es seducir tu alma, desnudarla, consentirla sin dejar de pensar en tenerte. Es una seducci…

TE HARÉ EL AMOR SIN TOCARTE

Hacerte el amor no es entrar dulce en ti hasta caer desnudos, bañados en amor; es tratarte como mujer, dama, diosa ante mis ojos; acariciarte, seducirte sin tocarte sin olvidar que eres la mujer hermosa que danza libre ante la mirada. Te hago el amor entre caricias de mis palabras, al escucharte plácidamente para liberar tu cuerpo del día. Soy un hombre que te seducirá en todo momento, soñándote con tierna lujuria y consentirte a cada instante. Contemplar tus ojos de océano cuando se abren en júbilo con los detalles que coloco en tu día; espantar fantasmas y noches para que tu sueño te sea una delicia. Te haré el amor sin tocarte, sin cuerpos, delicadamente al recitarte el majestuoso destello que destilas al caminar y escribir sobre tu piel las palabras que intentan torpemente el vestirte, ensalzar la belleza de tu mirada. Hacerte el amor es tratarte divinamente como mujer.

DESEO TU ESPALDA (poesía erótica)

Me preguntas qué es lo que observo de ti, respondo fácilmente pues me encanta tu espalda que se oculta de mí, ese lienzo que mis labios han deseado tocar para vestirlos con la locura que sólo mis besos podrán sembrar en tu piel; conjurando hechizos donde podré saber del tiempo al sentir tu espalda desplegarse ante mí, degustando cada forma, sintiéndome rendido y protegido ante los espacios que tu figura me entrega, oasis y dunas que danzan, se excitan en cada caricia que aviva el fuego naciente de tu vientre, cerrando tus ojos para deleitarte, sentir a profundidad mis besos, mis manos tocarte y saberlas suaves pero también sentirlas como garras que te atrapan, te reclaman mía; trazar con mi lengua las fronteras exactas para poder volar sobre la piel de tu espalda... preguntas qué observo de ti, observó con los ojos cerrados el deseo de tener tu espalda en el abrazo cálido de mis labios, encendiendo las antorchas que darán paso al Circo Erótico donde somos dos dispuestos a perdernos fuera del universo, ocultos del sol y …