jueves, 27 de marzo de 2014

MUJER (FARO ENTRE LA SOMBRAS)

Sin saber de tu vida
puedo trazar en papel
la luz que te irradia,
que te nace
desde ese corazón aperlado
que grita amor,
compasión, cariño.

Tienes una sombra
que vive al sol,
es normal, eres humana,
dulce mujer con ciertas dudas
y miedos
pero que afrontas a tu paso.

Eres hermosa no por cuerpo,
tu rostro o sonrisa;
eres hermosa porque eres tú
siendo tú
y actuando como tú;
eres mujer,
tienes una vida que contar,
que vivir.

Eres hermosa por vivir
y que lo poco o mucho de ti,
logras ponerlo en mis manos
para jugar con tu esencia,
crear una escultura
para nunca más olvidarte, mujer.

Eres quien guarda
dentro de su ser
un poco de este corazón lacerado,
pero lo entrego sin el temor
de que lo olvides
o lo tires en la arena;
creo en ti, confío en ti.

Llevo tu nombre
como amuleto
contra la bestia de la tristeza,
tu recuerdo es mi escudo
y espada para los días,
las noches y los momentos de ayer
que regresan para burlarse
en mi cara; luz hermosa,
faro entre las sombras, mujer,
divina en su mortalidad;
mujer, jamás te podré olvidar.




Publicar un comentario