jueves, 6 de marzo de 2014

LOS CUENTOS DEL GATO

Cada noche viene ella
sin que logre percatarme
de su presencia.
Viene a hurtadillas,
paseándose seductoramente
entre los brillos tímidos
del cristal de mi ventana.
Llega protegida con el manto
del misterio y el silencio
que sólo la noche puede entregar;
puedo ver que viene
a conversar con mi gato;
se nota cuando llega
porque en sus ojos
logra apreciarse un destello carmesí
para que luego él empiece
a maullar en todos lados,
mostrándole su hogar
como buen anfitrión
de aquellos santos ayeres.
Se sienta frente a la ventana
a mover su cola
con la mirada perdida
para destilar un maullido sordo,
señal de la despedida.
Ya van varias noches así,
sé bien que ella viene
a conversar con mi gato
y él le cuenta las historias
que un día me contó a mí.
Dulce Muerte tan misteriosa,
sólo tú sabes por qué has elegido
a este gato andariego
para distraerte de los días,
seducida por sus cuentos.


Fotografía por Sebastian Matamoros
FACEBOOK

Publicar un comentario