lunes, 24 de marzo de 2014

LA MATANZA DE POETAS

¿Saben por qué
no hay tantos poetas activos
hoy en día?
Sencillo,
porque usted lector
los matan,
los asesinan a sangre fría
y duermen tranquilos por la noche.
Lector, verdugo de los nuevos poetas,
es inevitable no culparlo
pero debe aceptar
que ha matado a muchos poetas.
Desea fervientemente
que escribamos como Neruda,
Benedetti, Sabines,
Paz, Pessoa, Nervo…
lo pide a gritos,
lo desea calladamente;
pero lector, amador lector,
nosotros los poetas
somos testigos de nuestro tiempo,
plasmamos la época que nos toca en palabras.
Somos poetas por ser cronistas
entre grandes gritos de palabras en silencio.
¿Por qué, lector,
por qué exiges
que escribamos como nuestros maestros?
Somos poetas que respondemos
a este tiempo, a lo que ven nuestros ojos
y vamos sembrando las semillas
para los poetas
que vendrán cuando nosotros
estemos nadando en los valles de la muerte.
Le pido, lector, amado lector,
detenga esta masacre,
le ruego por mis hermanos en letras
que detenga esta barbarie de muerte.
Me visto de negro
en señal de luto
por aquellos poetas que han caído
en la búsqueda de su sueño;
no revivirán,
porque la muerte que usted les ha dado,
es peor que el infierno.
Lector, entrego estas letras
en homenaje a los soñadores,
a usted, a mi sangre, mis pies sobre esta tierra;
pidiendo de favor
deje de matarnos,
detenga la matanza de poetas.



Publicar un comentario