domingo, 16 de febrero de 2014

ELLA

I

Sonámbulo de tu nombre,
de imaginar tu sonrisa;
de ir por todos lados
tratando inútilmente
de explicarle a extraños
lo que significa tu nombre.



II

No se necesita de mucho,
una palabra que desemboca
en imaginar la sonrisa,
el brillo de una mirada,
la luz sobre su rostro,
la emoción galopar por las venas
para seguir gritando la vida
y callar, callar, callar
con tanto ruido lo
que esa palabra genera.
No se necesita de mucho,
sólo una palabra
pero no cualquier palabra,
en realidad,
es lo que su nombre genera,
ángel de vida, sueño hermoso.



III

Quiero que me llamen loco,
necesito que así me llamen
pues no hay otro forma
de explicarlo, de expresar esto.
Soy un loco, en toda su extensión;
pues logro ver la vida desenvolverse
como las alas de un cisne,
derramarse como fuente
donde brotan peces que destellan
para luego desaparecer.
Soy un loco
que ve la vida nacer
cuando ella sonríe
pues parecer que ha llegado el amanecer.



IV

Eres tú quien llega
para tomar mi rostro
y hacerme mirar hacia ti;
poner en mis manos
las palabras correctas
que van desfilando en mis labios
para despedirlas
y que vayan hasta ti.
Eres tú quien me entrega
lo mejor de la vida
para lograr escribir.



V

He pasado años y años en mi oficio,
practicando, leyendo,
consumiendo letras y letras...
pero contigo,
una palabra me basta
para derramarme todo,
entregarme, poner en tus ojos
todo lo que es de mí.
No eres inspiración,
eres a quien le escribo
porque es lo que pasa
por mi mente y corazón
cuando digo tu nombre
dentro del abrazo de un murmullo;
un poco de ti
hace un sueño, un mundo,
una fantasía y deseo.
Provoco en ti suspiros
que voy colocando
en un frasco de cristal
y que voy liberando
para ver ante mi
un arcoíris de golondrinas
bañadas en luz, tu luz,
para ir volando hasta tu rostro
y posarse, anidar en tus labios
mostrando esa sonrisa
que me sigue cautivando.



VI

Verte sonreír…
sería la locura,
verte sonreír será la locura.
Es sentir que la vida gira,
tiene sentido, se mueve.
Es saber que uno está completamente vivo.
No idealizando esto, al contrario,
siendo lo más real posible
porque es ver claramente las reacciones
que provocan estas letras,
lo que provoco con una pieza de ti.
Verte sonreír,
será la imagen más hermosa
que mis ojos puedan ser testigos.
Una imagen que no se podrá describir
ni con este idioma o algún otro
que se logre inventar,
tampoco con música ni nada...
sólo debe vivir.



VII

Tengo un nombre
que está en espera
de ser acariciado
por tus labios,
porque es ahí
donde encontraré
la vida misma
pues mi nombre
ha esperado tanto tiempo
por nadar en ti,
volar dentro de ti,
saberse abrazado
por tus labios,
alas de ángel
que le dará vida
a mi nombre.



VII

Parte de mi corazón
se ha quedado en tus manos
como tengo en las mías
fragmentos de ti.
Distancia entre ambos,
abismos que afrontar
pero cuando hemos puesto
pequeñas gotas de nosotros
dentro de nuestro labios,
nunca habrá obstáculos
que nos puedan separar.



Publicar un comentario