martes, 4 de febrero de 2014

HACERLE EL AMOR A UN ÁNGEL DENTRO DE UN POEMA

I

Adentrándome en tu piel
sin pedirte permiso
para tocar tu alma
y hacerte estallar
en una hermosa melodía,
colisión de galaxias
que se reflejarán
en el brillo de tus ojos
e irá inundando tu cuerpo
con el fuego de mí
para hacerte el amor
bañada en suspiros.



II

Tu cuerpo permite
abrirme camino
en tu figura,
vestirla con caricias,
abrazándola con mis labios.
Te vas exponiendo
tan delicadamente
como la flor al recibir
el contacto del viento, lluvia y sol.
Exquisito pan dulce
el que puedo comer de tu cuerpo,
derramado, entregado ante mis manos.



III

Envueltos en el fuerte viento,
tornado de placer,
espasmos y caricias
que arden dentro de nosotros.
La calidez de tu cuerpo
me recibe, me abraza
y voy entrando, saliendo de ti
para comenzar de nuevo
cada vez más rápido, intenso.
Ver mi alma nadar en tus ojos
en el preciso instante
en que te penetro
al ritmo creciente
de nuestros corazones
y beber en tu boca
el néctar del fuego
con sabor a tu nombre.
Nuestros cuerpos lo saben,
se vuelcan en ríos de lava ardiente
que llegan para abrazarnos,
no separarnos del terremoto
de dulce éxtasis,
puerta al cielo y el infierno,
muerte chiquita
que nos toma de la mano
para recorrer el universo
en un eterno espasmo
que nos regresará
para abrazarnos y calmar
el frenesí de nuestros cuerpos
que ahora yacen plácidamente
refugiados en un suspiro eterno.

ILUSTRACIÓN: "On heart" por ANA APARICIO




Publicar un comentario