lunes, 3 de febrero de 2014

BITÁCORA DE UNA CARICIA (poesía erótica)

Seduciéndote con cada caricia
que llega a tu cuerpo
mediante cada palabra que voy recitándote
delicadamente sobre tu piel;
ver como tu cuerpo
empieza a reaccionar, sucumbir,
desear y entregarse a los roces
que estas palabras provocan
al hacer vibrar tu piel.
Antes de posar mis manos
sobre todo cuerpo,
besaré tu boca y beber de ella tu nombre;
comenzaré a recorrerte,
desde tus labios hasta tu sombra,
ir bajando, poco a poco entre besos,
caricias y letras que escribiré con mi lengua.
Comeré de tu cuerpo,
morderé tus senos, los haré míos;
te tomaré entera, desgarrando tu alma,
penetrándote con una mirada.
Saber de tu centro de flor,
amapola de mi deseo, manjar suculento de ti.
Tus piernas se dejan caer ante mis manos,
tus caderas danzan el llamado
de mi cuerpo para morir en ti derramado;
tu piel se acalora; me siento dentro,
cálido y abrazado por ti...
dentro, fuera, dentro y más profundo, más;
baile de amor, donde nos vamos perdiendo
para encontrarnos en un solo cuerpo.
Más rápido, más, un poco más...
somos uno ahora, uno y nada más.
La respiración se acelera,
el tornado de esto se eleva al cielo
naciendo del infierno de no tenernos;
espiral de pasión que está por explotar,
seguimos unidos, nos aferramos uno al otro
para dulcemente caer rendidos,
abrazamos en el espasmo
de la muerte por suspiros de amor.


Publicar un comentario